jueves, 6 de mayo de 2010

Las batallas contraopositorias

Érase un día cuando un rey estaba gravemente enfermo nadie pensaba que se iba a curar de su mal, tenía tres hijos que lloraban por él, en el jardín del palacio.

El anciano yacía en su cama enfermo y casi sin respirar ordenó a sus súbditos
que si él falleciera dejaría el trono a sus tres hijos.
A la mañana del día siguiente la noticia llegó a todo el pueblo, el rey había muerto.Como sólo un hijo varón podía heredar el trono del rey se generó un conflicto
entre los tres hermanos.
Ellos decidieron luchar por el trono de su padre con el fin de que uno se quede con el trono de forma justa.
Como los dos hermanos mayores no querían al menor porque siempre había sido el preferido y no querían que herede el trono decidieron unirse y atentar contra el menor de los hermanos.
Al día siguiente que comenzaba la batalla los dos hermanos le hicieron una trampa al
hermano menor haciéndolo perder la batalla al finaliza la lucha el hermano se queda sin poder levantarse del piso.
Los dos hermanos mayores orgullosos por su victoria se empezaron a pelear y a discutir
por el trono de su padre y así quedaron castigados por sus hechos los dos hermanos porque nunca pudieron decidirse quien heredaba el trono y siempre estuvieron en guerra.