jueves, 6 de mayo de 2010

Los seis cisnes




Tristes, una vez seis hermanos habían sido embrujados por un hombre muy perverso viejo y encorbado,este había convertido a los seis hermanos en seis blancos cisnes por medio dia, porque a la noche tenian forma humana.
La mayor,Mariana, la más rebelde decidió de hablar aunque le cueste la vida para que ella y sus hermanos puedan deshacerse del hechizo.
Mariana pasó la noche en un bosque encantado sin pronunciar una sola palabra.
Al dia siguiente un joven principe se enamoró de ella y se la llevó a su reino para que se convirtiera luego, en su esposa.
Mariana no quería casarse con él porque ella no estaba enamorada de ese principe que vivia con su madre en el castillo. Esta era muy buena persona y estaba muy contenta que su hijo por fin había encontrado al amor de su vida.
La joven, recibió la noticia que no tenía permitido casarse con nadie ni hablar si no no se cumpliría lo que ella más deseaba: romper el hechizo.Y además, el viejo perverso la obligaba a matar a su amado para salir completamente del hechizo ella y sus hermanos.
El dia de la boda Mariana muy triste le pusó veneno a la comida del principe, su amado, este la comió y cayó muerto en la sala. Luego su madre culpó a Mariana del hecho y la mandaron a matar a la hoguera. De repente cinco cisnes se posaron adelante de ella, en un instante las plumas de los seis cisnes se cayeron y cubrieron todo el piso, visualizando claramente a cada uno de los hermanos al fin mariana había cumplido lo que siempre quiso, deshacerse del hechizo. La liberaron de la hoguera y enseguida salió corriendo hasta la cima de la montaña que se encontraba al Oeste del bosque sus hermanos la siguieron detrás.
En la montaña encontró un liquído color rosado fosforecente lo agarró y se lo guardó en el bolsillo, rápidamente se dirijió al castillo a toda velocidad, entró por la ventana porque adelante no la dejaron entrar. Allí encontró el cuerpo del joven príncipe que yacia acostado en la cama, tenia un aspecto griaceo. La joven muy arrepentida lo contempló, en un instante sacó el frasco que contenía el líquido adentro, abrió la botella bebió el contenido y en un instante besó a su amado de repente l color le vino al cuerpo como magia y una sonrisa le cubrió la cara.
Mariana le explicó todo, el comprendió, ella se anamoró y después se casaron. Tres años mas tarde fue mamá de tres niñas y vivieron felices en el reino.